Solo para nuestros huéspedes pueden degustar en el comedor de un completo desayuno “Valle de Oca”.

Por las noches, el sugerente y acogedor restaurante, un alegre espacio de contrates. Sus techos envigados, su decoración y motivos actuales permitirá a los viajeros que recalen en él, disfrutar de una carta moderna y atrevida pero sin estridencias. Agradables recetas que se elaboran, en su mayor parte, con alimentos ecológicos y de reconocida calidad, condimentados con aceite de oliva virgen de primer prensado, sal del Himalaya o vinagre de Módena.

La carta de vinos evoluciona día a día para cercar al comensal con agradables y conocidos caldos junto con modernas y sorprendentes elaboraciones de una pequeña representación de diferentes bodegas.

Tentadores postres, Cava o Champagne y originales licores de primerísima calidad ponen el colofón a esta agradable experiencia para los sentidos.