El placer de lo auténtico

A escasos 10 Kms. del nacimiento del río Oca, en los boscosos Montes del mismo nombre y situado en su pequeño valle fluvial, el hotel Valle de Oca ofrece a sus huéspedes la oportunidad única de disfrutar de un entorno de inigualable valor natural, cultural, enológico y gastronómico y con la mayor concentración mundial de Patrimonios de la Humanidad (Camino de Santiago, Yacimientos de Atapuerca, Monasterios de Suso y Yuso y Catedral de Burgos).

    Yacimiento de Atapuerca

    La excavación de una trinchera para el paso del tren permitió acceder a la puerta del tesoro.

    En múltiples cavidades producidas por la continua erosión de las lluvias, se fueron depositando los restos de plantas, animales y homínidos que habitaron estas tierras hace mas de un millón de años.

    Acumulados por capas, han permitido reconstruir una nueva y desconocida genealogía del paso de los primeros seres humanos por nuestro continente. Todo un hito de la arqueología moderna y Patrimonio de la Humanidad.


    Burgos

    Algún caprichoso embrujo parece mantener el casco histórico de Burgos a salvo de la destrucción de su tranquilo ambiente urbano.

    Aunque el asalto de los Centros Comerciales e Hipermercados al pequeño comercio es constante, todavía unos cuantos resisten, ofreciendo un animado trasiego de personas y mercancías y manteniendo el hálito de una ciudad viva y amable.

    También los automóviles han sido derrotados y al atardecer, los restaurantes, bares y terrazas o algún cine céntrico, mantienen la vitalidad en un entramado de estrechas calles peatonales flanqueadas por edificios señoriales entre el P° del Espolón, junto al río, y la Catedral, un coqueto diamante -Patrimonio de la Humanidad- insertado en el corazón de esta encantadora capital.


    Camino de Santiago

    Pocas novedades se pueden añadir sobre la peregrinación por el mágico Camino de Santiago, antigua costumbre medieval que resucita periódicamente para ofrecer una experiencia personal inigualable.

    Los Montes de Oca eran un temido paso por la existencia de bandidos que amparados en la impenetrable frondosidad de sus bosques, desbalijaban a unos peregrinos con interesantes botines para el largo viaje.

    Villafranca Montes de Oca, en la base de la sierra, generó un importante y poderoso enclave urbano con hospital, Catedral y Palacio Arzobispal. Al otro lado de los montes, el pequeño Monasterio de San Juan de Ortega acogia a los peregrinos y socorría a los que habían sido asaltados en los bosques.

    Por paisaje, autenticidad e historia, uno de los enclaves mas evocadores del Camino de Santiago, practicamente idéntico al observado por los peregrinos de hace 500 años.

    Una pequeña muestra de este gran Patrimonio de la Humanidad.


    La Rioja

    Tradición, innovación y arquitectura se unen hoy para producir el néctar de los dioses en un privilegiado entorno paisajístico y cultural. Magníficos enclaves donde impregnarse de evocadores aromas y paisajes en sus afamadas y espectaculares bodegas de diseño, los pueblos y villas medievales y las gratificantes experiencias de sus comidas y vinos.

    Cualquier rincón es propicio para oir el canto de los pájaros, reponer fuerzas o estimular todos los sentidos.

    Imprescindibles: Sto. Domingo de la Calzada, Laguardia, Valdezcaray y los Monasterios de Suso y Yuso -Patrimonio de la Humanidad-


    La Comarca de Montes de Oca

    Situada al noreste de Burgos, es generosa en historia y paisaje. El mágico Camino de Santiago (a 4 Kms. del hotel) atraviesa estos parajes uniendo Villafranca Montes de Oca y el cercano Monasterio de San Juán de Ortega (Milagro de la Luz).

    Sus frondosos bosques de hayas y robles ocultan una extensa población de corzos, jabalíes, zorros, nutrias, etc. El embalse de Alba, la Hermita de Oca y la pequeña hoz del mismo nombre completan este espectacular enclave para disfrutar relajadamente de la naturaleza.


    Orbaneja de Castillo

    Déjese llevar por el encanto, y la magia del pueblo de “Orbaneja del Castillo. Enclavado en Los Cañones del Ebro, este pueblo conserva de forma intacta su historia, y sus bellezas.

    Situada al norte de la provincia de Burgos, es un sitio donde no solo el turismo es digno de ser visto, sino también la flora y la fauna del lugar, que se reúnen para quedarse en el recuerdo.

    Esta localidad, modelada por agua, es dueña de atracciones turísticas como “La Cueva del Níspero”, “Las Chozas” (edificaciones de piedra que sirvieron de albergue para pastores), la “Cueva de Barbancho”, entre otros.


    Villas Medievales de Oña y Frías

    Emplazadas en entornos muy diferentes modelados por las gargantas y ca&ntide;ones del río Ebro, nos trasladan a épocas olvidadas cuando los accidentes geográficos propiciaban lugares fáciles de defender donde enraizar pequeños núcleos de población.

    Encontraremos desde el Castillo que alojaba al Señor Feudal, pasando por el Palacio Arzobispal y terminando en las sencillas casas de artesanos y labradores.

    Con un poco de imaginación podremos evocar aquel ritmo de vida pausado y sin horizontes.

    En la actualidad auténticos monumentos a la tranquilidad rodeados de naturaleza.