Reservar
  • +34 645 955 835

Una experiencia incomparable

Hemos creado con total dedicación un lugar inolvidable, cuidando con esmero hasta el último detalle y haciendo que las emociones impregnen cada rincón. Deseamos que cada estancia sea única e inolvidable. El lugar más apacible del Valle de Oca para que puedas desconectar de la rutina, descansar y tener una experiencia inimaginable.

Las luminosas y vanguardistas zonas comunes dan paso a unas evocadoras habitaciones donde las chimeneas, bañeras de hierro fundido y sugerente combinación de espacios, colores y piezas coloniales de África y Asia nos trasladarán a unas épocas y universos ya olvidados para volver a soñar.

En un apacible recodo del Camino de Santiago, entre Burgos y La Rioja, próximo a los yacimientos de Atapuerca. Rodeados de bodegas de diseño, villas medievales y enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad.



Opiniones

  • Tanto Patricio como Cristina encantadores nos dispensaron un trato exquisito.El hotel tranquilo para desconectar de la rutina ideal….la cena muy bien preparada con productos de calidad.Estuvimos a finales de marzo y repetiremos seguro.

    Agustin G -

    Estancia de 2 noches, sin cena por razones personales, pero disfrutamos de unos desayunos “personalizados” de buena calidad, muy bien atendidos y con un menaje cuidado. Habitación abuhardillada y sencilla, pero con muchos detalles de buen gusto,tanto en el mobiliario como en el baño, con una bañera espectacular. Y eso que se trataba de una de las habitaciones más corrientes.
    Destacar la atención por parte de los responsables, Patricio, un argentino con muchas ganas de hacer bien las cosas; y Cristina, que creo que hace de todo y muy bien. Vaya pareja para dar ejemplo a otros negocios…. y sé de lo que hablo.

    Antonio R -

  • Hemos estado un fin de semana largo de primeros a junio. El hotel un encanto, cada habitación personalizada con muchos detalles. El personal son encantadores tanto Iñigo como Maica que son con los que más trato tuvimos por la noche para la cena… Cristina es una persona maravillosa atenta para cualquier cosa que necesitábamos en los desayunos. Como estuvimos varios dias pudimos probar todos los platos en las cenas.. todos muy ricos. Repetiremos seguro

    Alberto B -

    Después de 15 correos de ida y vuelta, para hacer la reserva, estaba recelosa.
    El personal encantador, muy servicial en todo. La decoración me encanto. Mi habitación era la de China y era super acogedora…. ni decir tiene la bañera!!!!
    Esta un poco apartado, el pueblecito no tiene nada de encanto, pero nosotros queríamos un fin de semana de relax y así fue.
    La comida es buena. el desayuno completo.

    L' E -